fitu
ASTURIAS

ALTO DEL FITU Y VISITA A ARRIONDAS

RUTA POR ASTURIAS. DÍA 1: SUBIMOS AL ALTO DEL FITU Y VISITAMOS ARRIONDAS

Como ya sabéis los que nos seguís, este día despertamos en Cantabria y tras recoger la tienda de campaña pusimos rumbo a nuestra ansiada ruta por Asturias.

Si conducir por Cantabria es una gozada por Asturias no tiene nombre. Carreteras sinuosas rodeadas de verde te conducen a lugares mágicos mientras montañas infinitas vigilan tus pasos. 

Bajo la sombra de los Picos de Europa llegamos al camping que habíamos elegido para plantar la tienda. Pasaba el medio día y no podíamos esperar más para lanzarnos a la primera aventura.

Aunque algunas nubes se dibujaban en el cielo azul asturiano el día estaba lo bastante claro para poder disfrutar de nuestra primera aventura en esta mágica tierra. Nos dirigimos al Mirador del Alto del Fitu. 

Habíamos oído hablar de él, incluso habíamos visto fotos…nada comparable con lo que se abrió ante nuestros ojos. Una empinada carretera serpenteante nos hacía subir y subir mientras perfilados barrancos quedaban a nuestros lados.

Las vistas que se nos presentaban nos hacían plantearnos si ir parando cada diez metros y fotografiar todo pero mantuvimos el ritmo y no paramos hasta llegar a los 1.100 metros de altura desde donde puedes contemplar unas vistas en 360º.

 fitu

Unas amigables vacas nos recibían junto con el relincho de unos caballos que se acercaban cariñosos y comían la hierba que les ofrecían nuestras manos. Despegamos la mirada de ellos y, he de admitir, que la vista se nos empañó.

Como bien sabéis somos unas enamoradas de la Naturaleza y lo que estábamos viendo en el mirador del Alto del Fitu era Naturaleza en estado puro.

Nos acercamos despacio sin apartar la vista del horizonte hasta que ya no pudimos avanzar más (por el bien de nuestra seguridad) y nos quedamos contemplando el perfil de la costa asturiana que se dibujaba tan perfecto como un maestro de la pintura lo haría en un lienzo. No nos dimos cuenta de que un curioso potrillo nos había seguido. 

Sonriendo le fuimos a hacer carantoñas pero echó a correr hacia dónde estaba su mamá. Esta visión nos mostró lo que había al otro lado del alto.

La sierra del Sueve se abría ante nuestros ojos impacable. Verdes intensos, eucaliptos que juegan con las nubes, cuestas, cimas soñadas con ser coronadas…si el lado de la costa nos había maravillado hemos de decir que este te deja mudo.

Se apodera de tus sentidos, sientes como cada poro de tu ser se revitaliza, como tu alma alcanza una calma inaudita. Sientes que eres una privilegiada por poder estar ahí, por poder respirar ese aire y por poder grabar en tu mente ese regalo de la Naturaleza. Gracias.

sueve

Caminamos un rato por una de las rutas que hay marcadas. Isis no cabía en sí de poder corretear entre tanta hierba. A medida que íbamos paseando a nuestros lados quedaban la costa acantilada asturiana y al otro lado la Sierra del Sueve, Los Picos de Europa y el Parque Natural de Ponga. Decidimos que había que volver otro día para ver el amanecer.

 

alto

 

¿CÓMO LLEGAR AL MIRADOR DEL ALTO DEL FITU?

Nosotras partimos de Ribadesella por lo que nuestra mejor opción era tomar la carretera AS-260 y empezar desde Colunga. Si vienes de la zona de Arriondas, la carretera es la misma y cuesta lo mismo subir al Alto ya que queda equidistante para ambas (11km).

 

 

ARRIONDAS

Al bajar decidimos ir por otro lado distinto que por el que subimos y así parar un poco en Arriondas. Un pueblo asturiano que tiene mucha oferta para el turismo activo. La más famosa es el Descenso del Sella en piragua pero también hay muchas opciones de rutas tanto andando como en bici.

En este viaje tenemos la intención de hacer el descenso por lo que aprovechamos la visita y echamos el ojo a un par de compañías con las que poder hacerlo.

Isis aprovechó el tener el río tan cerca y se dio un chapuzón antes de montar en el coche y volver al camping.

Nuestro primer día en Asturias nos metía en la cama con muy buen sabor de boca y, aunque una tormenta se coló de repente en el cielo, nos dormimos felizmente. 

Si os gusta andar y disfrutar de paisajes que quitan el hipo no os perdáis nuestra entrada de ruta por los lagos de Covadonga.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

3 Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: